Jengibre Fresco 250 gr
search

Jengibre Fresco 250 gr

2,48 €

Jengibre Fresco, 250 gr.

El Jengibre es una raíz de un olor fuerte aromático, sabor agrio y algo picante.

Ha sido empleado durante siglos entre muchas culturas por sus propiedades medicinales.

Su sabor y aroma picantes lo convierten en un ingrediente perfecto para moler y usar como especia, rayar, incluir en salsas o acompañando a otros principales.

También es muy común verlo como elemento principal en un acompañado de miel y limón.

*En la preparación de productos frescos puede existir una ligera variación del precio final en función del peso.

Cantidad

  Paga con tarjetas restaurant

Paga tu compra con Sodexo, Ticket Resturant o Cheque Gourmet.

  Entrega en 24/48 horas.

Envío a toda la península en 24-48h. Reparto de lunes a sábado.

  Devoluciones en 7 días

Devolución de su producto en 7 días si no queda satisfecho.

  Atención personalizada

Te atendemos personalmente, por email, whatsapp o teléfono.

Esta raíz o tubérculo es un antiinflamatorio natural, ayuda a enfermedades como la artrosis, diabetes, problemas digestivos, ayuda combatir gripes y es favorable en dietas de pérdida de peso.

El jengibre esta cargado de vitaminas donde destaca la vitamina B6 y la vitamina C.

Contiene minerales como el Calcio, Fósforo, Magnesio, Potasio y Zinc.

Su uso en la cocina occidental suele ser seco o en polvo.

El jengibre también es utilizado como ingrediente en repostería, sorbetes o batidos. En las recetas de cocina oriental tiene un papel muy importante y es insustituible.

¿Cuáles son los beneficios de tomar jengibre?

Beneficios del jengibre para la salud

-Actividad muscular.

-Aliviar las náuseas.

-Antioxidante.

-Contribuir a la pérdida de apetito.

-Contrarrestar el mareo y el dolor.

-Mejorar la digestión.

-Combatir una gripe.

-Reducir dolores musculares (anti-inflamatorio)

-Prevenir accidentes cardiovasculares.

¿Cómo conservar el Jengibre?

Se conserva dos o tres semanas a temperatura ambiente, envuelto en aluminio.

Para saber si el jengibre está fresco, asegúrate que tenga una fragancia fresca y picante y que su piel esté suave y lisa, con tubérculos firmes y duros.

Procura que no tenga arrugas ni textura blanda, ya que esto significaría que es más viejo.

Conservación en nevera: En caso de que hayamos comprado una gran cantidad de jengibre que no vamos a utilizar en poco tiempo habrá que conservarlo en la nevera, donde se podrá mantener durante dos meses.

Es importante no lavar los tubérculos antes de ponerlos en la nevera, sino solo cuando lo vamos a utilizar.

Esto se debe a que la humedad puede favorecer la proliferación de bacterias que harán que se pudra más rápidamente.

Debido a que generalmente se usa una pequeña cantidad, lo que debemos hacer es rallar o cortar en finas láminas la parte que vamos a utilizar, y guardar el resto nuevamente en la nevera envuelto en film transparente o en una bolsa asegurándonos de extraer todo el aire de su interior.

Durará más si lo guardas con su cáscara y además preservará mejor su sabor.

¿Se puede congelar el Jengibre?

El jengibre fresco también puede conservarse hasta un año en el congelador.

En ese caso lo más práctico es lonchearlo en rodajas ya peladas y congelarlo en una bolsa de plástico con cierre hermético asegurándonos de quitar el aire del interior.

También podemos congelar trozos más pequeños con su piel.

De esta forma si vamos a utilizar jengibre en una de nuestras recetas, tan solo tendremos que descongelar lo que necesitemos y nos durará más tiempo.

Algunas recomendaciones sobre el Jengibre:

En dosis altas puede producir gastritis y está desaconsejado en caso de úlcera gastroduodenal.

A las embarazadas y madres lactantes se les recomienda en dosis bajas y durante periodos cortos.

Tampoco conviene a niños menores de 6 años.